Thursday, May 17, 2007

Día de Internet. Reflexión.

Hoy es el Día de Internet.

En una ocasión escuché en la radio un comentario en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. El autor del comentario decía que aparecen muchos “Día de..” como consecuencia de un problema, para refrescar las conciencias de la gente sobre ese problema y, mientras sigue existiendo ese  “Día de..“, significa que el problema persiste. En este caso se refería a la aún injusta desigualdad entre la valoración que se hace de hombres y mujeres en ciertos entornos laborales.

Pero lo cierto es que hay muchos  “Día de..“  que persisten y ya han pasado de ser un día para hacer toc toc en las conciencias, a ser un día en el que celebrar el éxito de que finalmente esas conciencias han cambiado las cosas a mejor.

“El Día de Internet pretende dar a conocer las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para mejorar el nivel de vida de los pueblos y de sus ciudadanos”, es por tanto un día de concienciación y sobretodo de acción, pero yo pienso que es también un día de celebración. Un día en que es bueno pensar en el fenómeno Internet. En cómo algo que hace 15 años conocía una minoría, hoy por hoy mueve toda una sociedad.

Un buen amigo tiene escrito en su firma de correo electrónico, bajo su nombre, una frase muy interesante: “Internet no es una red de ordenadores, es una red de personas“. Internet nos ha acercado de una manera tan espectacular, que a veces llega a asustar y maravillar a la vez. Hace unos días estaba en Second Life, charlando con una amiga que tengo en Australia. En el mundo virtual de Second Life yo estaba con ella, sentados en una fantástica playa charlando de ideas comunes. En el mundo real estábamos en lados opuestos del globo, sentados frente a nuestros ordenadores. Eso fue lo que yo le dije: “Es sorprendente cómo a través de este mundo virtual puedo sentirte tan cerca, cuando en el mundo real estás tan lejos“. Que enormes posibilidades nos brinda Internet para crear nuevas alternativas, nuevos enfoques, para acercarnos más y formar una unidad.

Internet ha cambiado nuestras vidas y seguirá haciéndolo, seguirá ayudándonos a estar más cerca y a hacer que no sea una red de personas y ordenadores, sino mucho más. ¿Sabías que hay modelos de telescopios para aficionados a la Astronomía con conexión a Internet?. Los controlas desde cualquier sitio y puedes ver imágenes a distancia sin problemas. Ojo, he dicho “cualquier sitio”, porque ¿dónde en el mundo no hay Internet?. Si no es por conexiones WIFI es por GPRS, UMTS, cable, satélite,..

De la misma manera que esos telescopios se conectan a Internet también lo hacen neveras, para hacer el pedido al supermercado del material que se está agotando, o cámaras de vigilancia, e incluso lavadoras, para avisar del final del ciclo de lavado y facilitar su programación y activación.

Internet nos conectará a todos, humanos y máquinas. Facilitará una fluida comunicación entre humanos, robots, dispositivos diversos, mundos virtuales, para formar un todo etéreo que ampliará nuestra mente a nuevas posibilidades de crecimiento y de creatividad. Nos llevará a un mundo que hoy no podríamos entender, igual que la mayoría de nuestros bisabuelos no podrían entender el fenómeno de Internet por mucho que se lo explicásemos. Los míos ni siquiera conocieron lo que era un coche…

Qué cambios, que evolución tan espectacular se está produciendo en el mundo de la tecnología. Lo siento como una gran ola que se está formando. Es el momento de no tener miedo al futuro, montarse en la tabla de surf y deslizarse al ritmo espectacular de la evolución socio-tecnológica que estamos creando.