Wednesday, November 4, 2015

Drones. Medidas de seguridad

Aibot X6 UAV
 Go to English version

Extraído de mi próximo libro "Drones profesionales. Usos y técnica"

Quizá un drone multi-rotor de juguete, con un MTOW (peso máximo al despegue) de menos de 300g sea un producto relativamente poco peligroso, pero no podemos olvidar que los multi-rotores de uso profesional son vehículos con hélices afiladas que giran a gran velocidad y que tiene un peso a considerar. Un multi-rotor de 4Kg que cae libremente desde una altura de 40m, es como una piedra de 4Kg que se aproxima al suelo a una velocidad de 100km/h, que puede perfectamente matar a una persona. Además los multi-rotores utilizan baterías LiPo, que contienen litio, un componente altamente inflamable en contacto con el aire. Es decir que si al caer el multi-rotor al suelo, se golpean y rompen las baterías, se podría producir un incendio. En definitiva que hablamos de productos con un peligro potencial importante, si no se toman las medidas preventivas adecuadas.

Por ello, con el fin de evitar problemas en lo posible, debemos tomar algunas medidas como las siguientes antes de un vuelo:

  • Revisar el manual de operaciones del multi-rotor, que incluirá las operaciones a realizar y el protocolo de ejecución (encender emisora, conectar baterías, arranque del multi-rotor de esta o aquella manera, esperar las señales necesarias y tiempos prudenciales para la convergencia de datos de GPS y otros sensores, montar motores, elevación progresiva de potencia de motores, despegue….. ejecución de vuelos…. Aterrizaje, etc. )
  • Establecer un protocolo de ejecución de los vuelos
  • Disponer de una lista de material a llevar 
  • Disponer de los permisos y seguros que establece la ley.
  • Hacer un análisis de riesgos previo a los vuelos, en el que se considere qué factores pueden fallar, cuáles pueden ser sus consecuencias y cómo evitarlas en lo posible. Además de este análisis de riesgos, también llamado estudio de seguridad, hemos de establecer unas normas a cumplir en los vuelos, que prevengan de accidentes habituales. A continuación se plantean algunas de ejemplo:


  1. Piloto y ayudantes llevarán chaleco reflectante para ser identificados con claridad durante la operación.
  2. Se establecerá una zona circular de seguridad para despegue y aterrizaje de 8 metros de diámetro, de manera que nadie pueda acercarse a dicha zona excepto el propio piloto y ayudantes para operar el multi-rotor (colocar baterías,..). Esta zona estará identificada mediante cinta delimitadora 
  3. Un interlocutor explicará a los asistentes las operaciones a realizar y explicará a los mismos estas medidas de protección y seguridad.
  4. Existirá un sistema de extinción de incendios disponible a mano, que será utilizado en caso de incendio.
  5. Las baterías del multi-rotor serán almacenadas en estuches ignífugos durante su transporte. Solo piloto y ayudantes tendrán acceso a las mismas.
  6. La estación de tierra podrá ser utilizada, custodiada y transportada exclusivamente por piloto y ayudantes.
  7. El multi-rotor solo podrá ser manipulado, custodiado y transportado por piloto y ayudantes.
  8. El personal asistente al vuelo se encontrará fuera de la zona de seguridad.
  9. Se delimitará la zona de vuelos o bien se establecerán mecanismos para evitar la concentración de personas bajo la zona de vuelo establecida.


Además, conviene prestar atención a algunas otras consideraciones adicionales:

  • El pilotaje de multi-rotores atrae mucho la atención de la gente. En ocasiones se acercan curiosos al piloto y empiezan a hacerle preguntas de todo tipo. Esto puede despistar al piloto, que ha de prestar máxima atención al vuelo. Si ocurre esto lo más recomendable es que el piloto indique con educación a los curiosos que debe prestar atención al vuelo y que después puede contestar a sus preguntas. 
  • No volar jamás sobre nosotros mismos. 
  • Controlar el estado de las baterías, bien gracias a sistemas de telemetría que pueden informarnos del voltaje o porcentaje de batería restante, también se suelen utilizar sistemas instalados en el propio multi-rotor que avisan con pitidos al llegar a un nivel de voltaje bajo. Volar con bajo nivel de batería puede tener resultados impredecibles. Puede que el multi-rotor baje lentamente con control o que lo haga sin control. Algunos sistemas tienen un modo “fail Safe” que al quedarse sin batería toma el control y aterriza verticalmente en el lugar que esté, dándole igual que sea agua, una carretera, personas, animales, arboles,… Otros tienen un sistema de vuelta a casa automático en esos casos, pero debe estar correctamente configurado, para que tenga batería suficiente para poder ejecutar ese regreso sin caer por el camino. Debe conocerse por tanto esta capacidad, para no alejarnos más de lo que no pueda volarse de regreso con el remanente de la batería. Además apurar hasta el límite una batería afecta drásticamente en su vida útil.
  • Deben evitarse zonas pobladas, reservas naturales de aves, carreteras y en general lugares no autorizados o en los que el riesgo de accidente o daño sea alto, a menos que se tomen las medidas legales y preventivas que permitan ejecutar los vuelos dentro de niveles de seguridad razonables.
  • Debe disponerse de un seguro y todos los permisos necesarios para vuelos dentro de la legalidad. Esto es especialmente obvio si consideramos las consecuencias: imaginemos que volamos fuera de la legalidad sobre una zona de bosque bajo con hierba seca en verano. Se cae por cualquier razón el multi-rotor y provoca un incendio. ¿A quién le toca asumir las consecuencias?

Tengamos cuidado y valoremos los riesgos, para prevenir consecuencias que pudieran ser fatales.

Written by: Alejandro Alonso-Puig. HISPAROB Robotics Platform Vicepresident, IXION Industry & Aerospace MR Systems Manager and Quark Robotics Partner.